POLÍTICA – Gobierno | Discurso de la Presidenta Cristina Fernández a la militancia en el patio de la galería de los Patriotas Latinoamericanos.

Cristina_Scioli_Gobernadores
BUENOS AIRES (TV Mundus) Por Redacción.- Tras la presentación de un proyecto de ley para evitar que se enajenen las acciones que el Estado Nacional tiene en empresas privadas por medio del ANSES, la Presidenta Cristina Fernández dio su habitual mensaje a los militantes que concurren a la Casa Rosada. Con un tono más íntimo y fuera de la cadena nacional los instó a seguir militando, votar a los candidatos del Frente para la Victoria y defender cada conquista del Proyecto Nacional y Popular que junto a su esposo Néstor Kirchner encabeza desde el año 2003.

A continuación publicamos una desgrabación hecha por la oficina de prensa de la Casa Rosada en un diálogo con los militantes que no tiene desperdicio.

“En principio, compañeros y compañeras, queridos míos, quiero en nombre propio, en nombre también de todo mi gobierno y creo que también de buena parte de la sociedad argentina, darles las gracias por las jornadas solidarias que tuvieron todos ustedes con los inundados.
Quiero también, y eso les vengo a pedir, que sigan militando y trabajando como lo han venido haciendo hasta ahora; que lo hagan además tratando a cada uno de nuestros compatriotas, convenciendo. Acá no hay ataques contra un candidato o una presidenta, acá el ataque claro, que también observamos en otros países de la región, es contra todo un proyecto político que ha logrado la inclusión de millones de argentinos. Quieren volver a los tiempos del alineamiento internacional incondicional, quieren volver a la subordinación nacional con políticas que permitan nuevamente endeudar al país y llevarlo al estado en que lo encontramos en el 2003.
Quieren volver porque este nivel de participación social, este nivel de movilidad social, este nivel de dignidad que ha alcanzado la sociedad argentina y que muchas veces desgraciadamente ni siquiera sus propios beneficiarios pueden llegar a alcanzar a entender, es necesario que siga adelante, que no se interrumpa.
Por eso hay que redoblar el esfuerzo, hay que explicarle a cada argentino que no se trata de elegir entre los candidatos del FPV y el Arcángel San Gabriel, no, si fuera el Arcángel San Gabriel yo les diría no nos voten, voten al Arcángel San Gabriel. No, del otro lado están los que tumbaron el gobierno de Alfonsín en los años 80, del otro lado están los que, como decía hace un rato, en Morón provocaron la división en tres partidos, la destitución de un intendente y la estafa más importante que se recuerde en materia de servicios cloacales; del otro lado están los que dijeron cuando el juez Griesa sacó la sentencia que había que pagar al contado, y por eso quiero explicarles que uno de los principales, fíjense, si hasta son medio estúpidos, se tiraron… Claro, ¿cuál hubiera sido la actitud inteligente? ¿Cuál hubiera sido la actitud inteligente de dirigentes que quieren ser presidentes de la República? Si la que tiene que arreglar el problema es ésta que no tiene reelección, se tendrían que haber alineado automáticamente sosteniendo al gobierno nacional, lo que estaba proponiendo, para que lo pudiéramos arreglar y el próximo gobierno no tuviera el problema. Pero empezaron a decir que había que pagar al contado, que le iban a pagar todo, entonces obviamente si vos pensás que alguien puede ser gobierno y que te va a pagar lo que vos querés, para qué vas a negociar con este. No se dan cuenta que se tiraron un tiro en el pie, por no decir en otra parte.
Es que cuál hubiera sido la actitud, no digo patriótica miren, ni siquiera les exijo patriotismo, apenas inteligencia. ¿Cuál hubiera sido la actitud inteligente de la oposición? Sabiendo que quien tenía que arreglar esto no tenía la reelección apoyar irrestrictamente la negociación para que el próximo gobierno no tenga ese problema. Sin embargo no, dijeron que iban a pagar. Después cambiaron de posición, después dijeron que no, que iban a negociar pero ya era demasiado tarde. Entonces creo, sinceramente, que muchas veces el fragor electoral hace que la gente tome actitudes que poco tienen que ver con la inteligencia y lo que les conviene a los argentinos.
Por eso es importante entender esto, que no estamos ante a que si me gusta más tal o cual candidato, sino qué proyecto político, qué proyecto de país llevamos adelante. El proyecto del FPV, el proyecto que ha permitido incluir a millones de jubilados y pensionados, que ha desplegado el PROCREAR a lo largo y a lo ancho del país, el plan PROGRESAR que nos ha permitido exhibir hoy el mejor índice de desocupación desde el año 1991 respecto del segundo trimestre; el de la solidaridad, que cuando pasa algo se arremangan y en lugar de echarle la culpa a alguien va a ayudar a los que necesitan, porque así actúa la gente de buena fe y la gente de bien.
Estas cosas son las que están en juego en el país y en la región. Porque lo que está pasando en otros países es casi una radiografía perfecta de lo que ha pasado en nuestro país desde el año 2011 a la fecha.
Por eso es muy importante que todos y cada uno de nosotros recorramos todos los rincones de la patria, sin criticar ni insultar a nadie, pese a que nos insulten, nos agravien. Lo único que les pido, eso sí, es que cada agravio, que cada mentira sea desmentida inmediatamente, si no comienza a rodar. Pero por favor, no respondamos con agravios, simplemente con la verdad y con mayor trabajo y con mayor esfuerzo. Porque ¿saben qué? No hay que provocar desunión. Hay que provocar unión entre los argentinos. Hay que explicarles a los argentinos lo que hemos progresado. Hay que preguntarle a cada argentino, en lugar de darle esto o lo otro, pregúntenle: ¿cómo estabas en el 2003 y cómo estás ahora?
Y si te contesta porque trabajé mucho e hice el esfuerzo. Sí, ¿y antes no trabajabas, no hacías esfuerzo? También trabajabas y te esforzabas pero ¿sabés qué? El trabajo y el esfuerzo individual que es tan importante en una sociedad para poder crecer y superarse tiene que encontrar un gobierno y políticas públicas que hagan lugar a que ese trabajo y esfuerzo individual florezca, crezca y se puedan ver los beneficios.
Le decía la otra vez a Daniel cuando nos reunimos en Olivos, cuando me vino a comentar, a consultar, a ver qué me parecía la candidatura de Carlos Zannini para acompañarlo, y me acuerdo que le decía que tenemos que tener mucho cuidado, y también se los digo a ustedes, porque van a pasar cosas, van a seguir pasando cosas, esas cosas que dice algún personaje que algunos… Me encantó la declaración de un senador de la provincia de Buenos Aires respecto de una conocida dirigente que trabaja de candidata siempre, pero no es su verdadero trabajo. No, no, un momento, no es su verdadero trabajo.
Ese senador provincial que no recuerdo el nombre, De Fazio, la verdad que lo quiero conocer porque es la persona que mejor ha definido en pocas palabras lo que es este personaje. Dijo: que no se equivoquen, ni es delirante ni está mal medicada, es una persona que es vocera de políticas o representante de otros países del Norte. Mencionó concretamente, si mal no recuerdo, a los republicanos de Estados Unidos.
Y las cosas también… ¿Se acuerdan que yo fui miembro? Daniel Scioli también fue miembro cuando era diputado conmigo, de una comisión que investigaba unas famosas cajas que vinieron de Estados Unidos que finalmente terminaron en la nada. Y ahora que uno piensa en perspectiva, uno que ahora mira para atrás, dice: ¿cómo pudo ser posible que una comisión investigadora del Senado de los Estados Unidos de Norteamérica, nada más ni nada menos, le entregara documentación producto de esa investigación a una diputada rasa de un país? A mí no me llamó la atención en ese momento, porque el país era un aquelarre, pero en realidad esta actitud y otras cosas, y otros pronósticos que luego misteriosamente se van cumpliendo, me parece que actúan de voceras o de anticipar cosas que otros van a hacer y que otros saben quiénes son esos que las van a hacer.
Por eso les digo que tengamos mucho cuidado, y cosas que han sucedido también ya en el país, hechos graves que también han sucedido en el país y que no son casualidades, porque nada es casualidad.
Entonces el otro día escuchaba y leía estas declaraciones y decía: nunca tan atinado, siempre una tendencia de periodistas o de los propios compañeros a decir no… No, no, acá no hay ningún loco; no, los locos están encerrados realmente. Entonces estemos muy atentos de todas las cosas que se dicen y que se hacen, porque todas finalmente terminan teniendo un sentido y terminan siempre cerrando un círculo que sabemos cuál círculo es.
Por eso les digo que miremos lo que está pasando también en el continente; miremos lo que está pasando en Brasil, lo que le están haciendo a la compañera Dilma Rousseff, al compañero Lula. Esto no empezó ahora.
Yo recién decía que esto había empezado en el 2011. No, me equivoqué, tampoco empezó en el 2011. En realidad esto empezó en el 2005, en el ALCA, en Mar del Plata, cuando esos tres grandes, Kirchner, Chávez y Lula terminaron con ese proyecto de subordinación.
Miren lo que son las cosas. Muy pocas veces en la historia se da, y sobre todo en la historia nuestra en los últimos 200 años de historia de la América del Sur, muy pocas veces se da el hecho que en forma simultánea coexisten dirigentes como fue Hugo Chávez, como fue Néstor Kirchner y como fue Lula, y sobre todo también la existencia de un dirigente como Kirchner en Argentina y como Lula en Brasil, porque siempre Argentina y Brasil han geopolíticamente dos países claves en la estrategia que cualquier otra potencia quiera desarrollar aquí en la región.
Y miren qué casualidad. Se fueron a encontrar justamente dos hombres que superaron definitivamente lo que durante tanto tiempo se había tejido con tanta paciencia desde intereses externos a la región y que era una suerte de pseudoenfrentamiento entra Argentina y Brasil. Y por si fuera poco y para postre aparece Chávez, los tres juntos. La verdad que son momentos históricos.
Si uno compara la historia, y por favor, hoy le he dado varios títulos a Clarín, mañana no sé, va a titular cualquier cosa, va a titular que lo comparé a Kirchner y a Chávez con San Martín y con Bolívar. No, si va a salir. Pero hace 200 años existieron San Martín y Bolívar que venían liberando pueblos. Nos faltaba la parte grande, nos faltaba Brasil que era un imperio y fue el último en liberarse, y por esas raras cosas de la historia, en esta etapa posterior al neoliberalismo y cuando todo se había caído en todas partes producto de la aplicación del Consenso de Washington, aparecen en simultáneo estos tres personajes: Néstor, Hugo y Lula.
Gran parte de lo que hemos podido construir en la UNASUR y en la América del Sur ha sido gracias a ellos. Desgraciadamente las cosas buenas no duran mucho, sirven para la memoria y para la historia, pero servirían mucho más si estuvieran aquí con nosotros.
Hugo Chávez y Kirchner no están aquí físicamente con nosotros; están sus palabras, sus enseñanzas, pero también falta los liderazgos, porque los liderazgos no se crean ni se transfieren, son insustituibles. No hablo de liderazgos institucionales lógicos, hablo de los liderazgos políticos y populares, de aquellas voces que son escuchadas por el pueblo y que son creídas por el pueblo.
Y por eso ahora quieren ir por Lula, porque saben que después de Dilma puede venir Lula. Es una radiografía de lo que pasó en la Argentina. No se confundan, estén todos atentos.
Por eso les pido que el rol de cada militante, el rol de cada dirigente debe ser el de lograr la unidad; convencer no solamente a los propios, sino también a aquel que tiene una diferencia, tal vez porque nos equivocamos en algo, tal vez porque no le gustamos en algo. Hay que hacerles entender que esto no es una cuestión de estilo y de modales. Hay que hacerles entender que puedo gustarles más o menos, o puede gustarle tal o cual candidato más o menos.; que la cuestión son las políticas que se van a llevar adelante, los compromisos que cada uno tenga con el pueblo, con las políticas públicas que han servido para sacar a millones de argentinos de la pobreza y generar la clase media más importante que tiene toda Latinoamérica.
Hay que ir casa por casa, hombre por hombre y mujer por mujer para explicar, no para pelear, no para discutir, y si te contestan mal no importa, volvé al otro día que a lo mejor ese día tuvo un mal día, volvé a explicarle y preguntale, ustedes son inteligentes, y tienen que darse cuenta lo que está pasando.
Yo creo sinceramente que vamos a seguir transformando el país. ¿Saben por qué? Porque creo que las sociedades no van para atrás. Porque creo que nadie vota para atrás, creo que se vota para adelante; con todos los errores y con todas las deficiencias que podamos tener pero se vota siempre para adelante.
Y creo sinceramente que el rol de todos y cada uno de nosotros debe ser entonces redoblar el esfuerzo y el trabajo militante. Y no hacer gala de que uno es militante y el otro no, porque no hay obligación de ser militante y hay mucha gente extraordinaria que no va a militar nunca y que tiene que ser apoyada, convocada y escuchada.
Entonces, si estamos viendo estas agresiones y ataques, yo recién contaba la anécdota, no sé si hay acá compañeros de la Tupac o están en algún otro patio los compañeros de la Tupac. Cuando uno ve que quieren usufructuar la muerte de una persona diciendo que era de un partido y en realidad era de la agrupación política a la cual le quieren imputar la muerte de esa persona, la verdad que se encoge el alma y el corazón, porque digo cómo puede haber gente capaz de hacer cualquier cosa, cómo puede haber gente capaz de hacer esas cosas. Realmente es muy feo, a mí me hace daño, porque quiere decir que no hemos crecido lo suficiente y no hemos sido nosotros mismos inclusive tal vez lo suficientemente buenos, ¿por qué ese odio, qué hemos hecho para ese odio?
Cómo puede ser que este gobierno, que este proyecto político que permitió que millones de argentinos se incorporaran al trabajo, que muchísimos empresarios que estaban mal hoy ganen mucho más dinero, puedan viajar por el mundo, puedan invertir más. ¿Qué es lo que realmente mueve? Hay una subordinación cultural. ¿Qué es lo que pasa? Eso es lo que le pregunto a todos los argentinos. Y ustedes son los encargados de transmitir eso.
Yo quiero también felicitarlos, quiero felicitarlos porque de a poco pero lenta e inexorablemente se viene una renovación generacional que es indetenible. Y cuando hablo de renovación generacional no significa por favor dejar de lado a compañeros que durante tantos años militaron, trabajaron. Pero todos tenemos que acostumbrarnos, como me acostumbro yo también a que todo tiene una cuestión también biológica, que tampoco tiene que ver exactamente con la edad. Yo lo decía el otro día cuando hablaba de Néstor; él tenía 60 años cuando partió, pero era el hombre más joven que conocí, nadie más joven que él. Por eso creo que todos tienen que entender y ayudar.
Ayudar, porque a mí me enseñaron que no se construye sobre las ruinas. Sobre las ruinas sólo hay cenizas, con las cenizas lo único que se puede hacer es barrerlas y correrlas. ¿Y saben qué? Lo maravilloso de esta etapa histórica es que van a poder seguir construyendo sobre ladrillos, porque dejamos paredes enteras de ladrillos para que sigan poniéndoles más ladrillos arriba.
Por eso, compañeros y compañeras, muchas gracias; gracias a todos ustedes por la entrega, por la convicción. Yo estoy absolutamente convencida que son ustedes la garantía, y el pueblo de la nación también, que no va a permitir que sus conquistas y sus derechos les sean arrebatados.
Por eso, seguir trabajando con esfuerzo. Miren, yo voy a estar donde siempre estuve, pero voy a estar fundamentalmente apoyando a todos y cada uno de nuestros candidatos del FPV, porque en cada uno de ellos está …
Porque yo estoy absolutamente convencida de que los compañeros que llevamos como candidatos a presidente y vicepresidente de la República van a seguir y continuar con estas políticas. ¿Saben por qué? Porque han participado de ellas pero fundamentalmente porque hay un pueblo que no está dispuesto a dar ni un solo paso marcha atrás y ellos también quieren formar parte de esta gloriosa historia.
Me pregunto y les pregunto a todos los que aún dudan o los que piensan que puede ser de diferente manera. ¿Ustedes creen que alguien quiere quedar en la historia como la persona que traicionó los ideales de un pueblo o como la persona que no llevó adelante las políticas que tanto nos costó llevar y de las cuales también él formó parte? Yo les pregunto, pónganse una mano en el corazón. ¿Quién puede ser tan necio? Nadie. Por eso atacan a los candidatos del FPV.
Y les pido otra cosa por favor a todos ustedes. No hagan comparaciones, por favor, no se pueden comparar las cosas, porque somos personas. Somos personas y somos distintos. Pero tengan la certeza absoluta de que las ideas y el proyecto siguen adelante porque están enraizados en la sociedad argentina.
Ustedes creen que las distintas provincias argentinas, donde ha habido un federalismo como ninguno, hoy inclusive firmamos un nuevo tramo de desendeudamiento de las provincias, provincias que estaban endeudadas, a las que les hemos dado 20 años… ¿Qué dicen?
No, a todos los compañeros de la juventud, a todos esos compañeros que me ponen ese cartel, quieren bajarnos y no saben cómo hacer, tranquilos, manso y tranquilo que no pasa nada.
Compañeros, acá un compañero me hace así… y no son los dos dedos en V, sino que hay dos patios más. Entonces, como hay 2 patios más y seguramente los compañeros… Yo les digo que mucha fuerza, a seguir trabajando, solidaridad y a no olvidarse nuestra consigna: la patria es el otro, la patria es el otro, la patria es el otro. Vamos todavía.

Cuánta gente que vino hoy, por Dios, cuántos compañeros en este glorioso patio de Malvinas Argentinas de la Casa Rosada.
La verdad que cuando tomo contacto con ustedes…, chicos ya llevo hablando no sé cuánto, me voy a quedar disfónica, hagan el esfuerzo, ayúdenme un poquito por favor. Yo también los amo. Pero quería decirles que aquí en este lugar tan emblemático, en este lugar de nuestras islas Malvinas, a las que Su Santidad tomó y mostró al mundo un reclamo, no de él sino un simple cartel hablando de paz y de diálogo que apareció y pareció molestarle a algunos o algunas…
¿Y quién te dijo que nos fuimos? Quiero decirles a todos que en la misión no hay que decirle chau a nadie, hay que decirle hola, bienvenido, y si te equivocaste otra vez estás. No, no, no, yo lo aprendí, compañeros, siendo como ustedes muy joven. Es cierto, esto no significa un signo de que cuando uno es joven es de una manera y cuando es grande es de otra, no. La experiencia es que nosotros necesitamos la unidad del campo popular, y los que están en el campo popular no son perfectos, no son todos militantes de una manera como nos gustaría o como somos algunos de nosotros y tenemos que aprender que puede haber gente que se equivoca, que por ahí hace primar sus intereses antes que los del conjunto, no nos pongamos en fiscales ni en jueces de nadie, tengamos la inteligencia de saber que tenemos que unir la mayor cantidad de voluntades para que este proyecto político siga adelante.
Yo les hablo despojada de cualquier interés, yo no soy candidata a nada, por más que se la pasaron escribiendo ríos de tinta, horas y horas. Pero les hablo despojada absolutamente de intereses personales, la necesidad que tenemos de construir unidad, la necesidad que tenemos de construir entre todos nosotros lazos diferentes. Quiero decirles a todos: seamos generosos, porque la generosidad nos hace más grandes, el no ser rencorosos nos hace mejores, el perdonar, o tal vez el dejar de lado las equivocaciones que otro pudiera cometer nos hace hacer mejores cuadros políticos. ¿Porque saben qué? No tenemos que estar enojados con el que se equivocó y volvió, tenemos que estar contentos con nosotros mismos que nos quedamos en el mismo lugar de siempre y entonces esto significa tener la grandeza, tener la humildad.
Los verdaderos dirigentes no son los que andan pasando facturas y cuentas todo el tiempo a los demás, los verdaderos dirigentes son los que pueden interpretar lo que la sociedad necesita y hoy la sociedad necesita una dirigencia madura. Por favor miren los cachivaches que hay enfrente, miren por favor, piensen un poco por qué les pido la unidad, por qué les pido que junten voluntades. Imagínense por un instante, compañeros y compatriotas, estar conducidos por alguien que un día se levanta y dice una cosa, al otro el encuestador de turno le dice que hay que hacer otra cosa, al otro día el politólogo le aconseja otra, y así vamos a los tumbos. Esto no puede pasar más en la República Argentina. Entonces los que tienen obligación de ser mejores, los que tienen obligación de trabajar por la unidad, los que tienen la obligación de convocar a todos los argentinos, somos los que siempre hemos estado en el mismo lado y no guardar rencores. El rencor –reitero- hace daño y envenena el alma. Nosotros somos militantes del amor y de la felicidad. Nosotros somos militantes de la patria. Nosotros tenemos la obligación, entonces, de ser los mejores.
¿Qué te pasa con Cristina? Qué hincha che con eso de Cristina. Yo también los amo y los extraño mucho. Pero quiero decirles para finalizar, porque me queda otro patio más y quiero estar con todos en todas partes todo el tiempo, quiero pedirles por favor que seamos generosos, pero por sobre todas las cosas, muchachos, seamos inteligentes, porque es lo que está faltando y veo del otro lado escaso caudal de neuronas, por favor pongamos todas las neuronas a trabajar, todas nuestras mejores inteligencias, todas nuestras mejores voluntades para unificar, para no agredir, para juntar, para unir y para seguir tirando para adelante.
No miremos atrás las cosas que pasaron, que no significa no tener memoria, memoria tenemos todos, pero rencores no, esto es importante señalarlo. Por eso, compañeros y compañeras, les pido que trabajemos mucho.
¿Cómo? Claro que sí, absolutamente, y sabés qué, una de las cosas que más disfruto, una de las cosas de la que estoy más orgullosa…, les voy a contar un secreto, pero no se agranden: cuando me toca hablar con otros mandatarios amigos de acá de la región, del Mercosur, todos me hablan con admiración de la organización de la juventud que tenemos nosotros. No saben, yo lo llevo acá sobre mi corazón.
Les decía que con un poquito hasta de envidia me hablan de ustedes, y yo lo siento como uno de los orgullos más grandes, porque además le decía el otro día a la compañera Dilma, y no es una infidencia porque la verdad que me ha distinguido con su amistad la querida compañera Dilma, cuando ella me hablaba de ustedes, de la juventud, le decía “son distintos a nosotros, son totalmente distintos, nosotros andábamos enojados”. Teníamos razones también para estar enojados, no había elecciones, había dictadura, desaparecían gente, torturaban, en fin. A Dilma, qué no le han hecho a Dilma Rousseff. Pero siempre –y se rió mucho porque le dije una palabra que no la voy a decir acá porque no se puede- andábamos con cara de… como enojados, crispados, un poquito más que serios. No, estás loco, mañana me saca el título Clarín. No, mañana va a decir cualquier cosa, que comparé…, bueno, todas las cosas que dicen siempre, pero no importa. La verdad que ustedes son distintos y yo le contaba que cada vez son más jóvenes y que además vienen los jóvenes con sus hijos a las movilizaciones, con los chiquitos en los hombros. Y la verdad que son un fenómeno maravilloso.
Por eso quiero agradecerles todo este acompañamiento, quiero agradecerles cómo brotaron, como si fueran hongos después de la lluvia, después de aquel 27 de octubre. La verdad que cuando él decía “que florezcan mil flores”, yo lo miraba y le señalaba “Che, pero eso es de Mao”. “Bueno no importa a mí me gusta”, me decía. Pero la verdad que no florecieron mil, florecieron millones, somos millones de argentinos los que sabemos definitivamente que la patria es el otro.
Gracias a todos por las jornadas de solidaridad con los inundados, quiero agradecerles a todos los jóvenes que han participado masivamente llevando adelante nuestra gran consigna de la patria es el otro.
Primero lo primero, veo una bandera de los compañeros de la Tupac, quiero decirles que lamento mucho lo que les ha pasado; la verdad que me ha causado mucho dolor. Yo he estado en Jujuy, he estado en las fábricas de ustedes, en las fabricas de ladrillos, he estado en los centros médicos, en las escuelas, y la verdad que se puede tener diferencias, siempre puede haber diferencias políticas, pero nunca pensé que alguien podía hacerles algo como lo que les pasó hoy, donde los acusaban a ustedes de la muerte de un propio compañero. La verdad que quiero decirlo de corazón, me hizo mucho mal, porque me hace pensar en la condición humana y en qué sentimientos pueden abrigar personas que hacen esas cosas.
Pero no quiero entristecernos porque las cosas, argentinos, compatriotas, nos están yendo mejor. Cuando recién entraba me avisaban de la renuncia nuevamente del gobierno griego, me avisaban que producto de los procesos de privatización Alemania se quedaba…, se iba el presidente y se quedaban con patrimonio de los griegos. Y pensaba en esta cifra del 6,6% de desocupación de este segundo trimestre que la convierte en record de los últimos 20 o veintipico de años. Y pensaba en cómo la propia Unión Industrial ha reconocido que ha vuelto a crecer, cómo ha surgido la actividad económica. Pensaba en cómo tuvimos razón cuando nos decían que teníamos que acceder a lo que querían los buitres y no lo hicimos, si no estaríamos con demandas multimillonarias.
Estaba pensando también que hoy inauguramos la tercera escuela en Altos de Podestá, en 3 de Febrero, donde hace décadas había una tosquera. Estaba pensando que hoy firmamos una vez más con los gobernadores de las provincias argentinas el plan de desendeudamiento más importante que se tenga memoria y más generoso. Estaba pensando en la nueva línea de producción de manufacturas en materia de autopartes para la industria automotriz. Estaba pensando en el nuevo Instituto para Investigaciones Económicas, Políticas y Sociales del CONICET en Bahía Blanca. Estaba pensando también en cómo seguimos creciendo, en ese 11% de argentinos que pudieron salir afuera, en cómo creció el turismo en este fin de semana largo en un 10% más respecto del año pasado. Estoy pensando cómo hemos podido sortear todas las zancadillas y palos que nos han querido poner en la rueda cuando pensábamos o pensaban ellos que llegábamos a esta instancia electoral con una economía devastada, con todas las variables desbocadas, y aquí estamos, firmes, porque no cejamos en las convicciones, porque seguimos adelante.
Y pensaba también que hemos sido capaces de soportar no solamente zancadillas, maniobras desestabilizantes, sino también el agravio y la mentira permanente. A punto tal, miren, les voy a contar una anécdota pequeñita que sirve para poder verificar, analizar el grado creo que de descomposición que algunos sectores han alcanzado con la mentira y el agravio. El otro día en un programa, en canal que ya sabemos cuál, agraviaron y fundamentalmente difamaron a empresarios de El Calafate, como que eran amigos del poder y qué se yo cuántas cosas más. Eso lo hacía una diputada de la oposición. ¿Saben quién salió a defender no al gobierno sino a decir la verdad? El propio presidente del comité de la Unión Cívica Radical de El Calafate. Fíjense hasta qué punto la mentira se da, la infamia, y miente, miente que algo quedará.
Por eso les pido a todos que estemos muy atentos, que sigamos trabajando con mucha fuerza. Eso sí, ante el agravio y la mentira no vamos a contestar con otra mentira y con otro agravio sino con la verdad, siempre con la verdad por favor. Porque la verdad tarde o temprano siempre llega.
Fíjense que producto de una mentira en un diario pedí un informe a un sector del gobierno y resulta que me entero que los grandes contratistas de obra pública de la República Argentina del gobierno nacional son precisamente los que más nos critican, son precisamente los que están apoyando a la oposición. Son los más grandes contratistas de la República Argentina. Sin embargo estoy segura que si le preguntábamos a cualquier argentino o inclusive a cualquier compañero, porque obviamente no todos tienen la información, por ahí decían cualquier otra cosa. Por eso es importante ante cada mentira en lugar de enojarse ir, averiguar y decir la verdad, porque les puedo asegurar que esta Presidenta solamente tiene compromiso con su pueblo y con la historia.
Finalmente, compañeros, juntar fuerzas, unir los corazones, hacer más fuertes cada vez las convicciones.
A esos ni les canten, déjenlos no más, cántenles a los buenos, olvídense de los malos, llénense de amor, de felicidad y de buenas ondas, porque es la manera más productiva, es la mejor manera de llegar al otro, desde el amor, desde la felicidad. Gracias, los quiero mucho, muchas gracias por acompañarnos”.

do Campo Spada, 2015 © – ddocampo@tvmundus.com.ar
http://www.tvmundus.com.ar | http://www.ECOInformativo.com.ar |
http://www.Komunicacion.com.ar | http://www.tvmundus.wordpress.com |
http://www.youtube.com/tvmundus | http://www.facebook.com/tvmundus |
http://www.twitter.com/tvmundus | http://www.issuu.com/mundus | http://www.tvmundus.tumblr.com | http://www.notascristianas.wordpress.com | http://www.fmflores.tvmundus.com.ar | http://www.catolicosnacionales.com.ar
AGOSTO 2015-08-21| TECUM – NOVO MundusNET Televisión
Permitida su reproducción con mención de la fuente.

Banner_15anos_Cuadrado

Tapa_ECODigital_64

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s